Estos trabajos se realizarán con periodicidad anual.

Se procederá a la limpieza a fondo del sistema en todas las partes accesibles. Se desinfectará la instalación añadiendo un Desinfectante hasta alcanzar una concentración de biocida de 20 – 30 ppm y se dejará actuar con el sistema cerrado durante dos horas.

Se realizará la limpieza de los puntos terminales (grifos y alcachofas de las duchas) utilizando para ello cepillos de cerda dura. Cuando los filtros de los grifos estén deteriorados o no puedan limpiarse con facilidad se procederá a su sustitución.

Se dejará correr el agua a través de los grifos hasta comprobar que la efluente alcanza una concentración mínima de 20 ppm de biocida.

Quince días más tarde se tomará una muestra de agua en el punto más distál de la red y se llevará al laboratorio para comprobar su calidad y la no existencia de Legionella Pneumóphilla. Los controles de calidad del agua incluyen turbidez, conductividad, pH, y Fe total así como aerobios totales.

Completado el proceso se emitirá el Certificado según modelo oficial y se sellará a la par que se recogerán en el Libro de Registro los procedimientos empleados. Caso de no existir Libro de Registro, TECNICAI, S.L. aportará uno.