CALIDAD DEL AIRE INTERIOR

El síndrome del edificio enfermo provoca afecciones respiratorias, alérgicas y nerviosas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que un edificio está enfermo cuando al menos el 20 % de sus ocupantes sufre molestias derivadas de la mala calidad del aire.

Los agentes que provocan estos males suelen esperar agazapados en las conducciones de aire acondicionado y en los materiales con que se fabrican muebles, paredes, techos y suelos.

Es difícil asegurar que un edificio está enfermo sin hacer un estudio de sus condiciones físicas, químicas y microbiológicas.